Geranios

Creemos que no hay nadie que no sepa lo que es un geranio. Los geranios son plantas muy populares gracias a sus hermosas y coloridas flores que invaden los jardines, patios, balcones y terrazas en toda nuestra geografía y es que su cuidado es muy sencillo.

Se utilizan para formar en el jardín macizos de colores, pero especialmente como plantas en maceta o jardineras. Su utilización también influye en el tipo que escojamos, no es lo mismo un geranio zonale que un peltatum.

Los geranios son plantas herbáceas originarias en su mayoría de Sudáfrica, pertenecen a la familia de las Geraniaceae y son muy rústicos pudiendo soportar hasta ligeras heladas. Se adaptan a todo tipo de suelos, exigentes en una exposición soleada para una buena floración y en verano más exigentes también en el riego que el resto del año.

Pelargonium zonale

Tipos de geranios

Hay más de 250 especies del género Pelargonium, de lo que llamamos ‘geranios’. Sin embargo, a la venta, encontramos cuatro tipos ¿Te gustaría saber cuáles son y las diferencias que existen entre ellos?

Pelargonium zonale (Geranio zonal)
El más conocido, el de toda la vida, es el geranio zonal, cuyo nombre científico es Pelargonium zonale, denominado también Pelargonium x hortorum. Es una planta perenne, que puede alcanzar hasta los dos metros de altura, aunque lo normal es mantenerla a unos 50cm. Es por su porte erecto ideal para estar en maceta y para crear atrayentes puntos de color en el jardín.

Sus flores las encontramos en un amplio abanico de tonos rojos, rosas, naranjas, violetas o blancos. El follaje es normalmente verde, pero los últimos cultivares que han aparecido en el mercado encontramos tonalidades variegata de hasta tres colores en la misma hoja.

Pelargonium peltatum (Gitanilla)
Este geranio se conoce popularmente como ”gitanilla”. Su nombre científico es Pelargonium peltatum, tienen porte colgante por eso son los ideales para poner en un balcón, terraza o ventana de forma que su ubicación permita que las ramas cuelguen al vacío.

Pelargonium peltatum

Estamos también ante una planta perenne con ramas rastreras, angulosas y delgadas. Las hojas en su conjunto recuerdan a las de la hiedra. Sus flores reunidas en umbelas no son muy densas, pero sí muy abundantes y variables tanto en tamaño como en gamas de color rojo, rosa, lila, violeta, blanco…

Pelargonium grandiflorum (Geranio pensamiento)
Su nombre científico es Pelargonium grandiflorum. Este geranio es menos habitual que los dos anteriores. Se le llama también geranio real o geranio pensamiento por la similitud de sus flores con las del pensamiento. Es el único que podemos mantener en el interior del hogar, ahora sí, muy bien iluminado.

Se trata también de una planta perenne, de porte erguido y muy ramificada. Sus hojas de forma más o menos redondeada, ligeramente plisadas y con bordes dentados poseen el aroma sutil característico de los geranios. Y sus flores son muy vistosas, por lo general multicolores, presentando una mancha oscura en el centro de los dos pétalos superiores.

Pelargonium grandiflorum

Existen multitud de híbridos, y cada año aparecen nuevos, con forma y colores diferentes.

Geranios olorosos
Se trata de varias especies que tienen las hojas aromáticas: Pelargonium capitatum, Pelargonium crispum, Pelargonium graveolens, Pelargonium citrosum, Pelargonium odoratissimum …. Se caracterizan por el fuerte olor que desprende su follaje cuando se le toca. Tienen una amplia variedad de olores, incluyendo rosa, limón, menta, coco, nuez moscada, así como diversas frutas.

Geranio oloroso

Las flores de este tipo de geranio son pequeñas, tienen forma de umbela sobre un pedúnculo, son asimétricas y de color violeta. Sus aceites esenciales son usados en perfumería y en sesiones de aromaterapia.

Pelargonium peltatum/zonal «Calliope Dark Red»
Se trata de una nueva variedad híbrida de P. peltatum y P. zonale, de floración abundante y de rápido crecimiento, de momento solamente en color rojo. Ha sido desarrollada para ser más tolerante al calor que otras variedades de geranios.

Pelargonium caliope

Cuidados del geranio

  • Suelo: Es ideal un sustrato rico en materia orgánica, con un pH entre 7-9 y permeable (con buen drenaje).
  • Iluminación: Necesita para una buena floración, por lo menos unas cuatro horas de sol. En verano, si las horas centrales del día tiene algo de protección o semi-sombra, mejor. Si lo tenemos en el interior (la mejor variedad sería un Pelargonium grandiflorum) debemos asegurarnos que recibe mucha luz y sol.
  • Temperatura: Resisten una ligera helada, solamente en lugares donde la temperatura habitual sea muy baja habrá que protegerlos en invierno.
  • Riego: Son plantas que necesitan poca agua. Deben tener un buen drenaje. El riego es mejor aplicarlo con el frescor de la mañana y nunca pulverizar sus flores ni hojas.
  • Abonado: Consúltanos, ya que la carencia de nutrientes hará que crezca mal y lento, sus hojas amarillearán y habrá escasa floración. Abonado líquido cada 15 días.
  • Poda: A principio de primavera dar una poda severa para estimular nuevos brotes. Luego ves despuntando para que emita brotes laterales, cuantos más tallos… más flores.

Riego

Plagas y enfermedades de los geranios

En cuanto a las plagas en los geranios, diremos que son muy susceptibles al ataque de ácaros, pulgones y cochinillas que provocan el deterioro o muerte de la planta.

Las cochinillas son muy fáciles de identificar porque se manifiestan formando puntos marrones o blancos sobre la superficie del tallo; los pulgones aparecen frecuentemente en el envés de las hojas y los ácaros provocan manchas amarillentas en las hojas y su posterior caída.

También las orugas y la mosca blanca pueden atacarles y la famosa mariposa del geranio (Cacyreus marshalli), un lepidóptero cuyas larvas perforan los tallos hasta matar toda la planta. La lucha en todos ellos debe ser preventiva, rociando cada 2 semanas con un insecticida.

Mariposa del geranio (Cacyreus marshalli)

Las enfermedades más comunes en las plantas las producen hongos (el 98% de los casos), bacterias y virus.

En el caso de las enfermedades del geranios serán en cuanto a hongos, la roya el envés de las hojas. La botritys en las hojas y los capullos de flor. El oidio en las hojas y brotes. La alternariosis se localiza en las hojas bajas de la planta. La antracnosis en hojas, brotes y capullos. El Pythium sp. localizado en el suelo y la base del tallo.

En cuanto a bacterias, la bacteria Xanthomona sp. en las hojas. Y en cuanto a virus, el virus del mosaico también en las hojas.

Todo ello como en el caso de las plagas con tratamientos preventivos no habrá ningún problema. Si la planta está afectada por un virus, destrúyela, no tiene cura.

>> Estamos a vuestra disposición para que luzcáis un jardín, terraza o balcón perfecto y lleno de color durante toda la primavera y el verano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies