¿Qué hacemos con los árboles de Navidad?

Los abetos naturales son uno de los árboles de Navidad por los que más nos decantamos a la hora de adornar nuestro hogar de cara a esta festividad. Recordemos que muchos provienen de viveros productores para este fin. Por eso a la hora de comprar uno debemos buscar ejemplares en contenedor, fuertes, bien enraizados, con un buen sistema radicular, como el amplio surtido que podemos encontrar en nuestro Centro de Jardinería en Valencia Tot en Ú.

Abeto de Navidad en macetaDurante el crecimiento, estos abetos contribuyen a purificar el aire, transformando el CO2 en oxígeno. Por cada abeto que se vende de estas características se produce otro que continuará contribuyendo a la protección del medio ambiente. Todos nuestros ejemplares están perfectamente enraizados. De esta forma, podemos conseguir que sigamos disfrutando de ellos no sólo durante estas entrañables fiestas, sino durante muchos años más.

¿Qué hacemos con los abetos después de la Navidad?

Tenemos dos opciones:
Si lo queremos conservar en contenedor le quitaremos la maceta decorativa de interior y lo sacaremos al balcón, terraza o jardín, dejándolo en el mismo contenedor hasta la próxima primavera en que podremos transplantarlo con el sustrato que los especialistas del Centro de Jardinería Tot en Ú nos indicarán. De esta forma cada año podremos disfrutarlo en Navidad en el interior de nuestro hogar. La otra opción es plantarlo directamente en el jardín con la total garantía de arraigo.

Cuidados del Abeto

El Abeto del Cáucaso o Abies nordmanniana, es una conífera de crecimiento lento, de gran porte, originario de Europa del este y Asia menor, muy conocido por su uso como árbol de navidad y muy valorado en jardinería por su perfecta forma cónica y la disposición simétrica de sus ramas. Su follaje es verde brillante con las yemas en un color marrón-rojizo en invierno. Le gusta estar en zona soleada y, como cualquier conífera, debe tener la tierra suelta, no compacta. Resiste bien las heladas.

Árboles de navidad enraizados

Los primeros riegos serán abundantes, aunque sin sobrepasarnos. Una vez transcurridas unas pocas semanas, deberemos ir espaciándolos, digamos a demanda de la planta, vigilando que no se seque demasiado la tierra, aunque es preferible que pase sed a que la ahoguemos.

A la hora de plantarlo o transplantarlo, es aconsejable mezclar con la tierra donde vayamos a colocar la conífera, fertilizante orgánico. Posteriormente, en el inicio de la primavera para seguir fortaleciendo su crecimiento, aplicaremos una pequeña cantidad de abono líquido o sólido, rico en magnesio y azufre. En el caso de que esté en contenedor, el abonado que vayamos realizando deberá ser con mayor frecuencia que si estuviera plantado directamente sobre el terreno.

En cuanto a la poda se realizará a finales del invierno, oxigenándolo bien por debajo, cortando las ramas que queden a ras de suelo. La buena apariencia de una conífera depende de las podas de formación que se realicen. También durante el resto del año para corregir su forma también podemos realizar alguna ligera poda.

Abeto en jardín

¿Puedo comprar un abeto después de Navidad?

En la sección de árboles ornamentales de nuestro Centro de Jardinería Tot en Ú, también encontramos entre las diferentes especies disponibles el Abeto Abies nordmanniana, también llamado Abeto del Cáucaso, Pinus nordmanniana Steven, Abeto de Normandía…, que pertenece a la familia de las Pináceas, en diferentes formatos y medidas.

En su Centro de Jardinería en Valencia Tot en Ú además de la planta encontrará el sustrato, fertilizante, fitosanitario, maceta y asesoramiento… más adecuado para el cuidado del Abeto de Navidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies